PASSIONE CIVILE
 Palerme, Italy

 

CONTEXTO DE LA INICIATIVA

Acogida, autofinanciación, lucha contra las mafias y la miseria. Emaús Palermo nace con la intención de reunir bajo un mismo paraguas la lucha de la sociedad contra las mafias y el combate contra la pobreza, para fomentar un desarrollo humano y social sostenible y digno frente al sistema económico imperante en la actualidad y al cierre de fronteras.

El contexto socioeconómico de esta acción es el de una tierra maravillosa, pero devastada por un sistema de poder político-mafioso basado en el clientelismo que, con el paso del tiempo, ha acabado con derechos básicos como la educación, el acceso a un sistema sanitario eficaz o la libertad de empresa. En Palermo, las redes mafiosas han asesinado a centenares de empresarios honrados, periodistas, jueces, policías y sindicalistas, a hombres y mujeres libres. Después de las matanzas que cometió la mafia en 1992, la ciudad vivió un despertar de las conciencias. Hoy en día, y gracias a los jóvenes que aquel año eran tan solo unos niños, surgen nuevas y variadas realidades: ejemplos de activismo, asociacionismo, emprendimiento social y prácticas antimafiosas que están demostrando que estas redes pueden combatirse y eliminarse si todos los ciudadanos adoptan en su día a día sencillos comportamientos responsables. Los entornos en los que se mueve Emaús Palermo son, básicamente, los más periféricos y abandonados por las instituciones. Palermo y Sicilia baten muchos de los récords negativos de Europa (como la tasa de absentismo escolar, los ninis, esto es, los jóvenes que ni estudian ni trabajan, o los alarmantes niveles de desempleo juvenil, pobreza relativa y pobreza absoluta ).

Miles de familias de escasos recursos de Palermo viven de recoger chatarra o materiales usados. En esa situación, era importante hacerles comprender que la aparición de Emaús en la ciudad no suponía ningún riesgo para quienes habían convertido el reciclado en un trabajo informal. Por eso, cada día tratamos de explicar que nuestra actividad no quiere ser una competencia para las demás, sino más bien una ayuda para todas las personas que la necesiten.
Palermo es una ciudad emblemática, capital del Mediterráneo, rica en historia y en tradiciones culturales diversas, y sufre, más que ningún otro territorio de Italia, el drama de la llegada a las costas de embarcaciones de migrantes y la dificultad de acoger a miles de jóvenes que huyen de las guerras y persecuciones en África. Desgraciadamente, en el barrio de Ballarò la mafia siciliana y la nigeriana están unidas por estrechos pactos de amistad y colaboración, que obligan a quienes trabajan con migrantes a mantener a los jóvenes que llegan a la isla lejos de estas seductoras redes de control del tráfico de drogas y de la prostitución callejera.
Emaús Palermo utiliza una casa confiscada a la mafia en el barrio Vergine Maria, bastión histórico de la familia mafiosa de los Galatolo, conocidos por sus habilidades diplomáticas para establecer relaciones con los políticos y los servicios secretos. Los Galatolo también controlan el recinto ferial Fiera del Mediterraneo, en cuyo pabellón 3 se encuentra nuestra sala de ventas solidarias de bienes de segunda mando. Como este pabellón ocupado por Emaús Palermo es el de mayor superficie del centro, se han creado grandes intereses en torno a él. En apenas un año hemos sufrido siete episodios de daños, vandalismo, intimidación abierta y robos. También padecemos un boicot diario por parte de los porteros encargados de vigilar el acceso al recinto, que impiden a los clientes que vienen en coche entrar en la Fiera. A pesar de todo, nuestro mercado sigue funcionando y nos permite acoger a ocho personas.
Por desgracia, el Ayuntamiento de Palermo pretende utilizar el pabellón 3 para fines comerciales. Para nosotros es fundamental mantenernos dentro del recinto ferial. Por eso, estamos buscando financiación que nos permita hacer frente al alquiler y a una serie de obras que permitan habilitar el lugar para el uso previsto y garantizar la seguridad en él.

ACTIVIDADES LLEVADAS A CABO EN EL MARCO DE LA INICIATIVA

Emaús Palermo acoge, en un inmueble confiscado a la mafia, a ocho personas que se encuentran en situación de dificultad y que se autofinancian gracias a una sala de ventas de objetos de segunda mano situada a cuatro kilómetros de distancia.
El objetivo de Emaús Palermo es unir bajo un mismo paraguas la lucha contra las mafias y el combate contra la pobreza. Estamos firmemente convencidos de que mafia y pobreza son dos fenómenos íntimamente ligados entre sí y que lo primero que debemos hacer es garantizar los derechos para infundir esperanza a las personas.
Emaús Palermo trabaja activamente en el terreno de la concienciación, a través de numerosos eventos culturales, solidarios o relacionados con la lucha de la sociedad contra las estructuras mafiosas y la pobreza. Colaboramos con jueces especializados en mafias y con otras asociaciones para crear una sólida red política que obligue a las instituciones ciudadanas a esforzarse más, sobre todo en el ámbito de los acuciantes problemas de vivienda, de la acogida de menores migrantes y de la trata de personas.
Emaús también organiza en los colegios sesiones sobre participación democrática, ciudadanía activa, paz, no violencia y resolución pacífica de conflictos.
Entre sus actividades más importantes destaca la de los campos de voluntarios de verano, que en dos años han reunido en el interior de varios colegios de la ciudad a 650 jóvenes procedentes de todo el mundo. Ellos son los protagonistas de una serie de actividades que les permiten ganar confianza en sí mismos y asumir responsabilidades: educación informal en la calle para los menores de los barrios más desfavorecidos, acogida de migrantes en el puerto de Palermo, preparación de comidas para los comedores sociales, clases de italiano para migrantes, acompañamiento de víctimas de trastornos físicos o psicológicos... Los voluntarios también prestan su ayuda a las asociaciones locales en la importante labor que estas desarrollan en el ámbito local. Son treinta las asociaciones que, durante el verano, colaboran activamente con Emaús Palermo. Por lo general, los jóvenes vuelven en la época estival e incluso traen consigo a amigos y compañeros. Ahora hemos impulsado en el seno de Emaús Italia un movimiento de jóvenes que se reúnen dos o tres veces al año para organizar los campos de verano PASSIONE CIVILE («Pasión Ciudadana») y encargarse de las cuestiones administrativas en los campos de trabajo.
COMUNIDAD: Algunos miembros de la comunidad son muy jóvenes y presentan carencias afectivas o sociales, así como educativas. Son personas que, debido a la escasez de recursos de sus familias, no han podido formarse. Por eso, nuestro objetivo es ayudarles en su desarrollo humano, acompañándolos según sus preferencias. A estos jóvenes les proponemos itinerarios formativos fuera de la comunidad, como clases nocturnas, cursos de lengua, música o conducción, y los animamos a vivir importantes experiencias, como la de viajar gracias a los programas europeos de intercambio de voluntarios.

¿QUIÉN ESTÁ IMPLICADO EN NUESTRO GRUPO?

2 responsables (Nicola Teresi, con un título en Ciencia para la Paz, experto en gestión de conflictos y formador especializado en pacifismo y no violencia; Riccardo Sanfilippo, con un título en Cooperación para el Desarrollo, experto en agricultura y cuidado de los espacios verdes).

8 miembros de la comunidad: Antonino (21 años) y Giovanni (23), de Palermo; Ciro (62), de Nápoles; Giordano (27), de Lombardía; Pompeo (50), de Apulia; Cyril (21) y Maxwell (21), de Nigeria, y Alì (28), de Gambia (a prueba).

32 voluntarios: activistas políticos y de derechos humanos, educadores, periodistas, jueces, abogados, expertos en migraciones, trabajadores sociales y personas que, sencillamente, quieren defender un ideal y demostrar a Palermo que es posible hacer cosas nuevas y originales en la ciudad, lejos de las lógicas asistenciales o de carácter temporal a las que responden muchas de las financiaciones en el área del trabajo social que se conceden exclusivamente para proyectos concretos.

¿CON QUÉ COLABORADORES SE LLEVA A CABO LA INICIATIVA?

Magistratura de lucha contra las mafias: 3 destacados jueces especializados en estructuras mafiosas son socios de Emaús Palermo y nos ayudan a analizar la relación que existe entre la lucha contra la mafia y el combate contra la pobreza, así como a profundizar en esa relación.

2 colegios, que participan activamente en acciones educativas sobre la paz y la legalidad, y nos ceden sus instalaciones para los campos de verano.

1 red nacional, denominada Miseria Ladra («Miseria Ladrona»), que se ha convertido en el paraguas político de nuestras acciones de presión ante las instituciones y el gobierno municipal.

30 asociaciones miembros de Miseria Ladra, que han participado activamente en el proceso de nacimiento de Emaús Palermo y que colaboran en los campos de verano, así como en los eventos culturales, solidarios y de incidencia política. Estas asociaciones trabajan fundamentalmente en los ámbitos de la lucha social contra la mafia, el escultismo, la reutilización de los bienes confiscados a la mafia para fines sociales, la acogida de migrantes y menores, la lucha contra el racismo, la cooperación social y el voluntariado contra la pobreza.

32 socios voluntarios, que ayudan en la sala de ventas o colaboran de forma activa en la organización y puesta en marcha de eventos y campos de verano.

Emaús Palermo surgió tras el campo de verano PASSIONE CIVILE que organizó Emaús Italia en 2015. En aquella ocasión, 50 asociaciones se implicaron en un proceso participativo para hacer posible la organización del campo de voluntarios. 400 jóvenes de 27 países y más de 1100 horas de trabajo social en la calle, educación informal, acompañamiento de los más necesitados, clases de italiano, acogida en el puerto y preparación de comidas: todo ello se convirtió en el caldo de cultivo natural para la formación de un grupo de voluntarios cohesionado y decidido a continuar la experiencia Emaús en el territorio de Palermo. Emaús logró reunir a un elevado número de asociaciones, lo que le permitió convertirse en una voz importante dentro del panorama político municipal. Una vez concluido el campo, el grupo resolvió mantener su sala de ventas en el recinto ferial Fiera del Mediterraneo y comenzó a librar una batalla política con el Ayuntamiento de Palermo. Tras una serie de diálogos públicos y privados, eventos culturales e iniciativas para la profundización, Emaús consiguió alcanzar el objetivo político que se había propuesto y obtuvo el pabellón 3 del recinto. El lugar pasó de ser un local abandonado a convertirse en una tienda de productos de segunda mano cuyos beneficios se destinan a la acogida.
Desde aquel momento (octubre de 2015), la sala de ventas de Emaús continúa con la actividad de autofinanciación, pero sin una autorización legal para permanecer en el pabellón (solo cuenta con un permiso político del alcalde y del gobierno local, pero aún se necesitan trámites burocráticos más complicados). En definitiva, se trata de una especie de «ocupación autorizada». Para proponer al municipio que nos dé una autorización formal a cambio de obras de reforma, necesitaríamos contar con una elevada cantidad de dinero (en concreto, 100 000 euros).
En este primer año hemos acogido a unas diez personas, que nos han acompañado y ayudado. Aquellos que han podido salir de la comunidad porque han encontrado nuevas oportunidades vienen ahora a colaborar con nosotros como voluntarios.

PERSPECTIVAS

Aumentar la acogida, mediante la liberación de locales abandonados o degradados y su reutilización para fines sociales. Nuestro propósito es que aquellas estructuras municipales a las que no se les está dando uso se conviertan en lugares en los que socializar y practicar la solidaridad.

Mejorar la eficiencia energética de la ciudad, recuperada de manos de la mafia, mediante paneles solares y sistemas de energía solar térmica.

Poner en marcha proyectos sociales con los menores de la calle en dos barrios especialmente vulnerables: Guadagna y Zen.

COMPARTIR LOS AVANCES Y LOS LOGROS OBTENIDOS CON LA INICIATIVA

En su año y medio de vida, Emaús Palermo ha cosechado importantes éxitos desde el punto de vista de la política y la transformación de la realidad desde abajo.
El primero de ellos fue el nacimiento de una comunidad que albergó a ocho personas. Por otra parte, el campo de verano PASSIONE CIVILE 2015 nos permitió presionar a la administración municipal y conseguir así un pabellón de 2500 m2 de forma gratuita para nuestra actividad de autofinanciación. En cuanto a la reutilización de espacios abandonados, cabe destacar que se trata de un tema político muy polémico en Palermo, ya que en esta ciudad existen miles de familias que carecen de hogar, por una parte, y multitud de edificios abandonados, por otra. La red de Emaús Palermo ha trabajado de forma decisiva para que se escuchen sus reivindicaciones políticas y se alcance el objetivo fijado.
Un segundo éxito, que ha sido posible gracias a la colaboración con Emaús Italia, ha sido la obtención, apenas un año después de que se crease el grupo, de una casa confiscada a la mafia. En ella reside hoy nuestra comunidad, en lo que se ha convertido en un ejemplo concreto y palpable de la lucha contra la mafia a través de la reutilización del bien confiscado para fines sociales. Todo ello es el fruto de una enorme labor de escucha, encuentros y planificación de un posible cambio basado en la fuerza de la perseverancia.
Por último, Emaús Palermo ha conseguido entrar a formar parte de un grupo técnico de trabajo sobre la pobreza en el municipio. Tras cuatro años de peticiones por parte de las asociaciones locales, la voz de Emaús Palermo (que representa a cincuenta agrupaciones) ha sido decisiva. Durante una mesa redonda relativa a la pobreza y las mafias, y en presencia de los jueces de lucha contra las estructuras mafiosas y de numerosos representantes de la sociedad civil, la asesora de Actividades Sociales aprobó la creación de este grupo técnico de trabajo sobre la pobreza, que se reúne una vez al mes y que está constituido por las instituciones ciudadanas y los representantes del tercer sector.

¿ALGO QUE AÑADIR SOBRE LA INICIATIVA?

Emaús Palermo es hoy un actor social reconocido en la ciudad. Nuestras iniciativas gozan de una importante cobertura en los medios de comunicación y nuestros eventos atraen a numerosos asistentes. A menudo recibimos a invitados que nos hablan de la pobreza y de las políticas sociales. En nuestros campos de voluntarios siempre hay listas de espera de interesados que no encuentran plaza en ellos.
Recibimos multitud de solicitudes de acogida y ayuda de personas que se encuentran en situación de dificultad, y nuestra «familia» crece cada vez más, con personas que trabajan con nosotros durante el día, disfrutan de nuestra compañía y comparten con nosotros nuestras comidas cotidianas.

¿CUÁLES SON NUESTRAS PERSPECTIVAS?

1) Necesitaríamos un apoyo financiero para reformar y alquilar el pabellón 3, lugar en el que organizamos nuestra sala de ventas.
2) También sería preciso contar con un vehículo de tamaño medio para transportar nuestras mercancías (a veces los camiones resultan demasiado grandes para las calles y la estructura urbanística de Palermo) y con un vehículo destinado al transporte de personas (con capacidad para entre cuatro y nueve pasajeros), para incrementar el número de voluntarios durante los campos de verano.

Saber de esta iniciativa

 3032

RESPONSABLES DE LA INICIATIVA

Nicola TERESI


UIÓN

Palerme, Italy

Comentarios

Tus comentarios