Reciclaje, acopio y destino final de aceite de descarte
 Santiago, Chili

 

CONTEXTO DE LA INICIATIVA

Vivimos en una época donde generamos más desechos orgánicos (aceite de descarte) de los que se pueden reutilizar, donde las grandes ciudades en Chile acumulan desechos sin una ley que lo regule, contaminando la madre tierra y en especial sus aguas.

Frente a esta postura de protección a la Madre Tierra, entendiendo que el soporte de la vida humana nos lo brinda la naturaleza y que nosotros no podemos vivir sin la madre tierra, pero la ella si puede vivir sin los humanos, a partir de esta comprensión, en Las Urracas hemos comenzado a buscar maneras de hacernos cargo de esta situación.

En este sentido y considerando que el aceite de uso doméstico que se vacía a los alcantarillados y la tierra contamina fuertemente al medio ambiente, iniciamos esta aventura del reciclaje de aceite.

De acuerdo con estudios, sabemos que un litro de aceite puede contaminar 1000 litros de agua. (países líderes en reciclaje de aceite, reciclan más de un litro per cápita anual y en Chile es cercano el 0% lts.). Este aceite es principalmente vertido en el alcantarillado, (70% de las obstrucciones de los riles de las cañerías se relacionan con verter este aceite vegetal usado) la tierra de nuestras ciudades y nuestro mar, ya que, a través del alcantarillado como de las napas subterráneas este aceite termina su recorrido de contaminación en los océanos.

A partir de nuestro trabajo de Traperos, recolectamos, acopiamos y recuperamos aceites de uso doméstico, filtrándolos y llevándolo para su destino final donde se convierten en Biodiesel.

ACTIVIDADES LLEVADAS A CABO EN EL MARCO DE LA INICIATIVA

Para comenzar este emprendimiento debimos informarnos más en detalles sobre la legislación vigente en Chile referente a la protección al medio ambiente. Con esta información iniciamos el proceso de certificación de nuestros compañeros, locales y vehículos necesarios para esta tarea.

En este proceso descubrimos el vacío legal y cultural que existe en Chile frente al aceite de descarte, el cual no es prioridad en relación con el aceite de lubricante o industrial. Así decidimos comenzar acciones ligadas a abordar estos vacíos en la sociedad chilena.

Para abordar esta iniciativa hemos comenzado a realizar actividades de educación ambiental en conjunto con las municipalidades de la Región Metropolitana y Concepción. Estas actividades en un primer momento han estado dirigidas a los niños (Escuelas) y juntas de vecinos (Pobladores).

En el caso de Concepción comenzamos una campaña de difusión y visitas a empresas gastronómicas de las comunas de Chiguayante, Concepción, San Pedro de la Paz, Hualpén y Talcahuano.

¿QUIÉN ESTÁ IMPLICADO EN NUESTRO GRUPO?

La orgánica de trabajo que hemos ido desarrollando a nivel general en Las Urracas está dividida en tres aspectos, conducción, trabajo práctico y administración.

En la conducción tanto el equipo de Santiago como el de Concepción cuentan con un encargado, que tiene la responsabilidad de liderar el trabajo y avanzar en las metas propuestas.

El trabajo práctico lo realiza un equipo y tiene como tarea preparar el material para la recolección (bidones), filtrar el aceite y acopiar este material en contenedores apropiados.

La parte administrativa apoya la logística de estas tareas.

¿CON QUÉ COLABORADORES SE LLEVA A CABO LA INICIATIVA?

En estos casi tres años de trabajo hemos logrado generar variados vínculos, principalmente con los departamentos de medio ambiente de los municipios de la Región Metropolitana y Concepción.

Así, en Santiago se trabaja con juntas de vecinos de San Bernardo, San Miguel y Calera de tango y están en proceso los convenios con las comunas de Pudahuel y Quinta Normal. Otro vínculo que hemos generado se dio a través de los compañeros de la Trapería de San Bernardo, quienes nos invitaron a participar en la Recuperación Alimentaría en la Vega Lo Valledor (mercado de frutas, verduras y abarrotes), donde también empezamos a trabajar el reciclaje de aceite, aportando nuestros conocimientos en lo relacionado al reciclaje de aceite para concientizar a la comunidad a no contaminar la Madre Tierra y el Medio Ambiente que nos rodea, todo esto pensando en el Buen Vivir y el Bien Común y el Buen Vivir de la Humanidad.

En Concepción, nos coordinamos con el departamento de Medio Ambiente de los Municipios de Chiguayante, Concepción, San Pedro de la Paz y Hualpén. Actualmente contamos con una planta de producción de biocombustible a partir de este aceite de frituras usado, de restaurantes y domicilios. Esta planta nos fue traspasada en comodato desde la municipalidad de Hualpén, como un acuerdo de cooperación mutua, se hicieron las instalaciones eléctricas necesaria y estamos prontos a comenzar una nueva experiencia de producir combustible a partir de este aceite de cocina usado.

Como lo mencionamos anteriormente el trabajo comienza a partir de tomar conciencia de la necesidad de proteger la madre tierra y aportar al Buen Vivir y el Bien Común de la Humanidad.

Información y legislación vigente sobre el tema.

Capacitación y formación de equipos de trabajo.

Generar la infraestructura adecuada para poner en marcha el trabajo práctico. Locales, vehículos y herramientas. Esto en función de la seguridad de los compañeros (planes de contingencia) y contar con las certificaciones sanitarias para operar. Se cuenta con la resolución sanitaria del servicio de salud tanto de Región metropolitana como de Concepción. En Concepción se cuenta con una camioneta con capacidad de carga de 500 kg y un camión con capacidad de carga de 3500 kg., además contamos en la Región Metropolitana y Concepción con depósitos plásticos de 20, 60, 200 y 1000 litros para el retiro y acopio del aceite. Para el filtrado contamos con una bomba eléctrica y filtros para su depuración.

Recolección, acopio, filtrado y venta al destinatario final.

PERSPECTIVAS

Nuestras perspectivas radican principalmente en reconocer a la Madre Tierra como sujeto de derecho. Lo que llevará aparejado instalar el tema del medio ambiente en las políticas públicas de nuestro país. También nos interesa llegar con este mensaje a los sectores marginados y que sufren del deterioro del medio ambiente a raíz del extractivismo despiadado que se vive en nuestro continente.

En relación con el emprendimiento económico, esta actividad nos debe permitir aportar al sustento material del quehacer de Las Urracas en su conjunto.

COMPARTIR LOS AVANCES Y LOS LOGROS OBTENIDOS CON LA INICIATIVA

Según nuestros antecedentes hemos logrado sacar del medio ambiente alrededor de 2.500 litros de aceite de descarte mensualmente, evitando que terminen en el alcantarillado y en el mar.

Otro avance importante que hemos conseguido radica en la educación ambiental, logrando instalar el tema de reciclaje de aceite en población más vulnerable y desprotegida de nuestra sociedad. Gracias a esto hemos logrado ampliar nuestros contactos, fortaleciendo las relaciones publicas necesarias que nos permitan avances en este tema con organizaciones sociales, políticas y estamentos públicos abocados a esta problemática.

¿ALGO QUE AÑADIR SOBRE LA INICIATIVA?

Esta actividad está ligada principalmente a la defensa y derechos de la madre tierra, considerando sus derechos para mejorar las condiciones de vida de las personas, la preservación de la naturaleza y el medio ambiente a nivel global.

En este sentido, creemos que nuestra iniciativa se inscribe principalmente en lo que el Movimiento Emaús Internacional llama “Justicia social y ambiental, por un mundo sostenible”.

Además, en la línea de desarrollar y apoyar acciones de resistencia al modelo neoliberal u otras formas de dominación. Así esta iniciativa nos permite avanzar en nuestra idea de autosostener (autosuficiencia) la actividad social de Las Urracas, lo que se enmarca en la propuesta de una economía ética y solidaria para el acceso a los derechos fundamentales.


Esta actividad nos ha permitido ampliar nuestras relaciones con los estamentos públicos ligados al tema medioambiental en las ciudades donde tenemos presencia. También nos ha exigido ir avanzando en nuestra capacitación y formación teórica y práctica para abordar la educación ambiental y así poder hacer frente al paradigma del extractivismo que sufre nuestro país uy nuestro continente.

Otro aspecto importante que mencionar, son los vínculos que hemos logrado generar con otras organizaciones sociales que trabajan el tema medioambiental, logrando realizar actividades en conjunto.

¿CUÁLES SON NUESTRAS PERSPECTIVAS?

Hemos logrado apreciar que en relación reciclaje de aceite es necesario seguir ampliando la cobertura del servicio en las ciudades donde estamos instalados. Para esto deberemos fortalecer nuestro trabajo de relaciones públicas con quienes demanden de nuestro servicio.

Así, la ampliación de la cobertura nos demandará mayor capacidad de trabajo, lo que implicará aumentar la cantidad de compañeros, mejorar el transporte (camión) y capacidad de acopio y filtrado.

Saber de esta iniciativa

 2014

RESPONSABLES DE LA INICIATIVA

Julio SALAS


UIÓN

Santiago, Chili

Comentarios

Tus comentarios